LOS CAMINOS DEL ESPAÑOL

Lec. 7. Presentación

ANTERIOR < 26 (43) > SIGUIENTE

CARLOS: Lección séptima: "Las tres culturas y el rey Sabio". En las etapas anteriores de estos caminos del español que estamos recorriendo, hemos visto cómo el romance -el antiguo castellano, el moderno español- encontraba su soporte natural en la poesía. En la etapa cuarta, por ejemplo, vimos cómo en forma poética se escriben biografías de santos en los monasterios. En la etapa quinta, vimos cómo, en forma poética también, se escriben cantares de gesta. Y en la última etapa, en la sexta, vimos como también en forma poética se escriben debates.

Hemos llegado al ecuador de nuestro camino, a la mitad. Ahora, en el siglo XIII, la situación va a cambiar. Podemos concluir que la poesía como género dominaba la literatura en lengua romance hasta la primera mitad del siglo XIII. Pero, en la segunda mitad de esta centuria, la jovencísima prosa castellana avanza en cantidad y en calidad. El protagonista de este avance será un rey: Alfonso X de Castilla, conocido en la historia de España como el rey Sabio. Es considerado, nada menos, que el creador de la prosa castellana.

La situación territorial y cultural en el reino de Castilla en la mitad del siglo XIII va a cambiar significativamente gracias al avance del padre de ese rey, el gran rey castellano Fernando III. Para preparar ese avance, unos años antes, el año 1212, el esfuerzo combinado militar de los reinos ibéricos: el reino de Portugal, reino de León, de Castilla, de Navarra y de Aragón, van a derrotar en la famosa batalla de las Navas de Tolosa al poder de los almohades, de los musulmanes que dominaban el Al-Ándalus hasta eh... la segunda década del siglo XIII. Gracias a esa gran victoria del ejército cristiano y al esfuerzo en las décadas siguientes, Fernando III va a conseguir reconquistar ciudades tan importantes como Córdoba y, sobre todo, Sevilla en el año 1248.

Con lo cual, la frontera entre los cristianos -el reino de Castilla- y los musulmanes -en el ahora pequeño reino de Al-Ándalus- va a ser este pequeño rincón en el sureste peninsular que va a llamarse el reino de Granada y que va a mantenerse más o menos intacto en los siguientes doscientos años.

Por otro lado, tres factores concretos van a favorecer la fructífera labor literaria del rey Alfonso X el Sabio. Primero, la presencia de libros arábigos sobre temas filosóficos y científicos en la corte del Rey. En segundo lugar, la labor de eruditos judíos capaces de traducir esos libros. Y, en tercer lugar, el clima de tolerancia y de coexistencia pacífica que se vive durante ese siglo XIII entre poblaciones de las tres culturas que ahora van a configurar el mapa social de Castilla: son los musulmanes, los judíos y los cristianos.

Antes del rey Sabio se hablaba en romance, pero se escribía todavía en latín -especialmente la prosa-, y se escribía en latín porque sólo a esta lengua se le reconocía dignidad para redactar documentos, crónicas y tratados científicos o filosóficos. Pero ahora va a ser diferente. En los libros compuestos bajo el impulso del rey Sabio -libros de historia, filosofía, ciencias...- se va a usar en ellos sistemáticamente la lengua romance. Esta elección pudo estar causada por una variedad de razones: algunos han apuntado el influjo de colaboradores judíos del Rey que no sabían latín; o la fuerte conciencia nacional castellana del monarca, el rey Alfonso X; o también, el deseo de promover un único lenguaje escrito común a las tres razas que vivían en el reino de Castilla recientemente ampliado; o quizás también seguir esa corriente de secularización de la cultura que ya dominaba en el resto de Europa.

Lo cierto es que el rey Alfonso el Sabio continúa una labor ya iniciada por su padre Fernando III el rey de Castilla, y va a dar un impulso notable a la redacción de documentos y, sobre todo, de obras históricas y científicas en la joven prosa castellana.

Los problemas lingüísticos más importantes con que el rey Sabio y sus redactores tuvieron que enfrentarse fueron los relativos a la sintaxis y al vocabulario. Las soluciones adoptadas van a forjar muchos de los rasgos que hoy día sin saberlo empleamos cuando hablamos y escribimos español.

Pero, oigamos lo que tiene que decirnos sobre la prosa alfonsí una especialista como la profesora Nieves Sánchez de la Universidad de Salamanca.

Una pregunta: