HEIKEMONOGATARI

MIYAZIMA. SANTUARIO DE ITSUKUSHIMA (1)

Anterior < 4 (12) > Siguiente


Desde el punto de vista narrativo, el Heike Monogatari se puede resumir como la historia del ascenso y la caída del clan de los Heike; una caída que, personificada en su líder Taira no Kiyomori, para algunos resultaba absolutamente inexplicable, pero más inexplicable era el vertiginoso ascenso de este líder militar, de este samurái. Había quienes, sin embargo, lo explicaban en términos de una antigua devoción que Kiyomori tenía, cuando era gobernador en la provincia de Aki. Esta devoción era al famoso santuario de Itsukushima, dedicado entonces a la Diosa Amaterasu.
Pues bien, justamente ahora, nos encontramos en este santuario, un santuario que recibe el nombre moderno de Miyazima cuyas puertas sagradas están detrás y que representa uno de los tres paisajes más famosos de todo Japón.
Nosotros ahora, en esta visita que hacemos a este santuario, vamos a comentar algunas escenas que tuvieron lugar en este paraje, especialmente una conmovedora, porque nos muestra el lado cálido y humano del emperador abdicado Takakura.
Takakura, después del mal trago que le había hecho pasar Kiyomori al sustituirle por su nieto el emperador Antoku, decide hacer una peregrinación a este santuario; realiza en el cuarto año de la era de Jisho que corresponde al año de la era cristiana de 1180. Vamos a comentar a continuación algunas de estas escenas.