MADRID MULTICULTURAL

7.b. Japón (cont.)

[ANTERIOR] 8 (13) [POSTERIOR]

Carlos: Japón, yo creo que representa para muchos, y les voy a decir, estas tres respuestas, son las que también me aplico a mí mismo. Representa un secreto, un misterio que no tiene solución. Yo puedo decir con mi experiencia de conocer un poco la cultura japonesa, de haber leído libros japoneses, de haber vivido ahí unos años y de haber hablado con muchos japoneses, es de que, sigo sin entender Japón. Y sigo sin entender cómo son los japoneses, realmente. O sea, es la conclusión que puedo aportaros al final del curso. Se los digo el primer día, o seguiría en las clases nada más. Qué hago acá, qué voy aquí con este profesor, no sabe nada, si no entiende Japón cómo voy a entender yo. Pues bien, os digo ya ahora, no entiendo Japón todavía. Creo que me acerco a él, ¿no? Pero me seguiré acercando el resto de mi vida. No acabaré de entenderlo, por eso es un misterio insondable Japón. Y yo creo que esto, tengamos conciencia o no, de esta motivación, atrae, porque el misterio nos atrae, ¿sí o no? El misterio atrae. No atrae lo que conocemos, atrae lo que es misterioso, lo que no tiene respuestas. Y Japón, es una caja de sorpresas sin soluciones.
Segunda razón: ¡Caramba! ¿Por qué me gusta Japón? Porque son más lejanos de España, hombre, claro. Cuanto más lejos es mejor. No sé si esto es una generalización, ¿no? pero realmente el ..., como decía que el viajero, verdad, porqué viajas, porque así no estoy en mi ... estoy lejos de lo que yo conozco. O sea, el moverse, el distanciarse de la realidad en que has nacido en la que te has criado, ¿no? Creo que es la motivación fundamental del viajero. Después bien otras muchas, ¿no? Ver cosas nuevas, conocer gente, ver paisajes, pero básicamente es un deseo de salir, y de alejarse de lo más inmediato por muchas razones, eh. Puede ser huir, o puede ser aprender, cualquiera, tiene sus razones, no? Pero es porque estás lejos y más lejos que Japón, desde España hay pocos países. Australia, por ejemplo, verdad? Nueva Zelanda, o tal ¿no?, pero que tenga una cultura tan configurada, tan singular, tan compacta por así decir, no hay tantos que estén tan lejos. Así que es un país lejano, porque también es un misterio por ejemplo no sé las pirámides de Egipto, ¿no? Egipto que está bastante más cerca, ¿no? Sin embargo ... , o la civilización Maya, también. Sin embargo, nos atrae tanto, en general, ¿no? a vosotros y por lo que yo percibo, ¿no? entonces está lejos. Y el estar lejos, quiere decir también, que es, que configura la imagen del otro, OTRO con mayúsculas, la imagen del otro, más, si digo exquisita, a lo mejor es un poco cursi, ¿verdad? Pero más atractiva quizás. O sea, el yo y el otro, ¿no? Pues, ese otro, eso que es muy distinto de nosotros, eso Japón lo resume perfectamente. Perfectamente entre comillas ¿no? Japón es la representación más exquisita desde mi punto de vista de la otredad que tenemos, ¿no? de lo distinto. En términos de espacio, lo más lejano, pero en términos digamos ontológicos, de lo más distinto al ser nuestro, ¿no? Más desconocido, y eso yo creo que atrae, de una forma o de otra nos atrae, nos tira, nos arrastra.
Y, tercera razón: que me atrevo a formular aquí es de que bueno, pues es bonito, bonito es una palabra para bien, un poco superficial, bonito quiere decir que cumple un, unos requisitos de lo que entendemos como agradable, ¿no? Estéticamente agradable, ¿no? La cultura japonesa, que la ceremonia del té, el ikebana, la forma de vestirse, la educación de la gente, ciertos aspectos que vemos, en nuestra experiencia visual o real que tengamos de Japón, ¿no? Es un país, estéticamente atractivo Japón. Yo diría que de los estéticamente más atractivos que puede haber para un occidental tal vez. Pero a la vez que es estéticamente atractivo, tiene una condición más que yo creo que es lo que singulariza con respecto a otras culturas, que es un país seguro. Seguro en el sentido que un occidental espera que tenga esta palabra, es impredecible, organizado, no vas a tener problemas de moverte, ¿no? Puedes tener problemas de comunicación, ¿no? O sea todo, todo se comporta según unos, unas previsiones parecidas a las tuyas, ¿no? A las de occidente. Japón tiene la imagen de país moderno, ¿verdad? Entre todos, ¿no? Pero a la vez es muy exótico y muy atractivo, entonces esta combinación de estética y seguridad para mí es única. Son tres razones para mí fundamentales que explican que lunes tras lunes que estéis ahí escuchando con atención.
Pero hay una razón cuarta que no he puesto. Está en blanco. Podría decir, podría encogerme de hombros, ¿no? Esto es un gesto español, encogerse de hombre. En España, en Japón este gesto no quiere decir con lo que aquí. También puede ser una representación del vacío, ahora que ya empezamos a ver mucho del vacío Japonés, pues no hay nada,no hay respuesta, no sé que razón cuarta tendréis por estar tan interesados en estas clases, ¿no? De mitos y realidad dos.
Pero si me concedéis por unos segundos nada más la función inmerecida de gurú o de adivino, me dejáis que lo diga por qué estéis aquí todos, eh, y yo también me incluyo también eh. Nos une algo que es Japón. Yo enseño algo, porque creo que sé algo, aunque no sé mucho, cada vez sé menos, vosotros vais a aprender, estáis aprendiendo cosas. Pues bien, nos une en el, esta cuarta razón. Esa cuarta razón es de que estamos buscando algo. Buscamos algo, de nosotros mismos, a lo mejor no tenemos conciencia de ello, por supuesto que la vida es una búsqueda continua, ¿verdad? Pero el caso concreto de que estemos metidos en esta cultura japonesa es que realmente tenemos conciencia de que no conciencia, pero estamos en un camino que es Japón. Pero Japón es un pretexto para quizás, a lo mejor conocernos mejor a nosotros mismos o pedirnos más de nosotros mismos o cualquier cosa que tengamos por ahí. Pero en realidad la cuarta razón es una búsqueda interior que tenemos, eh. Perdonad la insolencia de atribuir vuestro interés por Japón, eh , con estas palabras pero es mi impresión, ¿no? de profesor viejo ya, de la vieja escuela, ¿no? ¿Qué os parece? En fin...
A través de esta posible causa, de buscar algo, es lo que yo, os animo realmente a que no lo dejéis, de que sigáis, vais a seguir seguramente. Vais a Japón algún día, o vais a leer libros de Japón o vais a conocer personas japonesas, pero seguirá, entonces tomar conciencia de él, e intentar depurar y hacer más sincera esta búsqueda por el camino de la cultura japonesa.